sábado, 28 de noviembre de 2009

Respuesta a Oscar Tusquets

Artículo en la prensa:
25 de Noviembre de 2009. La Vanguardia. Cuturas. Oscar Tusquets. Diseños atormentantes - El carril bici.

Respuesta desde Biciene:
La coexistencia de bicicletas, peatones y vehículos motorizados en Barcelona no es sencilla, pero la realidad del uso compartido de los espacios públicos es innegable, y todos hemos de velar por minimizar los problemas de convivencia. Dicho esto, estoy de acuerdo en que demasiados ciclistas no cumplen las normativas/ordenanzas y en muchas ocasiones, ni siquiera las normas más básicas de sentido común. También es verdad que el diseño de carriles bici es muy mejorable en algunos lugares de la ciudad. Los carriles por encima de la acera, por ejemplo, soy muy discutibles (de hecho, hace años que en Barcelona apenas se construyen, pero los antiguos, como los de Gran Vía o Diagonal, aún siguen así).
No me detendré a comentar en concreto la situación que pudo vivir Oscar Tusquets, me faltan datos, pero es posible que tenga toda la razón del mundo para quejarse de ese ciclista en concreto. Todos somos peatones, y hemos tenido experiencias negativas con ciclistas desaprensivos (aunque también con conductores, y eso no nos lleva a cuestionar la presencia de coches en la ciudad).
Las razones para usar la bicicleta son muchas: es práctica, cómoda, rápida, económica, ecológica, sana, etc. Simplificar todo este conjunto de razones personales y hablar de un ciclista disfrazado de riguroso ecologista”, tal y como dice Oscar Tusquets, es una simplificación fuera de lugar.
El artículo concluye diciendo que “permitir que motos y bicicletas se suban a las aceras y circulen por ellas exige un comportamiento civilizado que sus conductores, aunque sean modélicos antisistema, no siempre demuestran”. Estoy de acuerdo con el contenido de fondo de la frase, pero hablar de los “modélicos antisistema” demuestra, por parte del autor, un desconocimiento absoluto de la realidad ciclista de Barcelona. Invitaría al Sr. Tusquets a pasar media hora en la Diagonal en hora punta y observar. Verá adolescentes y gente mayor, padres con hijos y abuelos con nietos, estudiantes de instituto y profesores universitarios, ejecutivos de traje y mujeres con tacones, extranjeros y locales, viejas bicis recicladas y modernas (y caras) bicicletas plegables. ¿Realmente cree que toda esta gente puede describirse simplemente como “antisistema”?

No hay comentarios: