viernes, 4 de diciembre de 2009

La pregunta del millón

Hoy he oído esa pregunta que tanto duele oír en una calle como Bruc (sin carril bici):
- ¿Porqué no vas por el carril bici?
Ante este hecho uno se queda perplejo, y lamentablemente, no es la primera vez que me encuentro en esta situación.
¿A qué se debe esta pregunta? Se me ocurren dos justificaciones:
- El sujeto no concibe que el ciclista es una persona con unas intenciones y un contexto que circula por algún motivo, sino un objeto o ente fuera de lugar. Situación similar a encontrarse un contenedor en medio de la calzada, obviamente hay que devolverlo a su lugar.
- El sujeto entiende la bicicleta como un deporte o un entretenimiento y el carril bici como el lugar para hacerlo. Sería como encontrare en medio de la calle unos jugado a fútbol.
En cualquiera de los casos, se ve claramente la falta de concienciación. Nadie se pregunta qué hace un motorista en la calle en vez de en el circuito de Montmeló; en cambio, todavía hay gente que se resiste a entender que la bici es un medio de transporte. Amigos, todavía queda mucho trabajo por hacer.

1 comentario:

alvaro dijo...

no se podia haber explicado mejor,muy buena!