domingo, 10 de enero de 2010

¡Ah!¿Pero no se podía?

Leo una noticia en Sociedad Sostenible titulada Las bicis podrán aparcar en las aceras con la reforma de la Ley de Tráfico en toda España, y la pregunta que, creo, muchos se harán, es esa de... ¿pero no se podía?... y resulta que no.

Al parecer a nivel de Ley de Circulación las bicis se trataban conjuntamente con las motos... y de esta manera aparcarlas en la calle estaba prohibido. Cuando el Ayuntamiento de Sevilla presentó una ordenanza similar, en este punto, a la de Barcelona, fue impugnada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que anulaba parte de esta ley... y ahora, finalmente, se abre la puerta a que los ayuntamientos, en general, puedan permitirlo.

¿Y qué pasa en Barcelona?

Aquí existe una Ordenanza de circulación que ha entrado en vigor, y que permite implícitamente aparcar las bicis en la acera, aunque, lógicamente, se hará preferentemente en los parkings bici. El texto dice lo siguiente respecto a cómo aparcar bicis:


13. Les bicicletes s'han d'estacionar preferentment als llocs habilitats, deixant en tots els casos un espai lliure pels vianants de tres metres. Resta específicament prohibit lligarles a arbres, semàfors, bancs, papereres o davant de zones on hi hagi reserva de càrrega i descàrrega en la calçada en horari dedicat a l'activitat, d'estacionament per a persones amb discapacitat, zones de estacionament prohibit definides a l'article 34.3 d'aquesta Ordenança, parades de transport públic, passos per a vianants, en els espais habilitats per l'estacionament de bicicletes d'ús públic i en elements adossats a les façanes.
14. Els estacionaments de bicicletes situats a la via pública queden únicament i exclusivament reservats per a aquest tipus de vehicle.


Por tanto... se entiende que se puede aparcar la bici en la acera, atada a farolas o señales de tráfico (no semáforos), siempre y cuando no moleste, por decirlo de manera coloquial. Y otra cosa que a veces se olvida, es el hecho de que no se puede encadenar a rejas y tuberías pegadas a la pared...

No hay comentarios: