viernes, 19 de febrero de 2010

Soy culpable: me he parado en el semáforo

Una calle ancha, tres carriles. Circulo por el carril derecho (que no es carril bus), centrada. El semáforo está en rojo. Freno para parar justo antes de la línea blanca y... ¡¡BUUMM!! Tu bici embiste a la mía, chocas contra mi rueda trasera. "¡¡Has parado muy de golpe!!", me dices. Eres tú la que ibas a saltarte el semáforo. Eres tú la que circulabas pegada a mí (¿te suena eso de la distancia de seguridad?). Eres tú la que has supuesto que yo me iba a saltar el semáforo. Pero claro, la culpa es mía. Aún no he aprendido, ni me da la gana de hacerlo, que las bicis no deben parar en los semáforos.

2 comentarios:

alvaro dijo...

y encima se queja y querra tener razon...yo despues de ver circular en contra direccion con los coches viniendo de cara ya he perdido la esperanza de civilizar mas a la gente que va en bici,cuantas veces habre visto por gran via pedalear a medio metro del carril bici molestando a los peatones...en fin...te paso algo?y a la bici? porque yo cuando me pasan cosas asi antes que de mi me preocupo de la bici,xd

Mane dijo...

La bici y yo bien, ¡por suerte!