miércoles, 17 de marzo de 2010

El paso de las estaciones: del invierno a la primavera,

Cuando hace poco más de una semana publicaba un post sobe la nevada, poco podía imaginar que hoy publicaría uno sobre la primavera. Pero parece que empieza a llegar. ¡Qué gran día ha hecho hoy! Los que no vais en bici no os podéis imaginar lo que se siente estos días en que el sol empieza a brillar con fuerza y el aire aún es fresco. Por fin me permito dejar el abrigo en casa y pedalear ligera, en mangas de camisa, como he hecho hoy. El aire parece más ligero, la calle se hace agradable como nunca... 
A mi, todo esto me revitaliza. Una de las cosas que más me gusta de la bici es que me permite sentir plenamente el paso de las estaciones, la sucesión rítmica de los años. Me siento más en contacto con el mundo, más a merced de la naturaleza, pese a estar en la ciudad. Siento el frío en invierno, el calor en verano, la lluvia y la nieve. Huelo la primavera en el aire, sudo en las noches de verano, oigo crujir las hojas en el suelo otoñal. 

1 comentario:

guss dijo...

gracias por relatar tan bien los sentimientos que se pueden percibir al disfrutar de nuestros paseos en Bici. A pesar de vivir en ciudades tan populosas, aun asi; nos sentimos parte de la Madre Naturaleza.