lunes, 8 de marzo de 2010

Pedaleando bajo la nevada

No es habitual que nieve en Barelona... y aún menos que lo haga con la intensidad que lo ha hecho hoy. Yo había subido a trabajar en bici, ya llovía, pero no me imaginaba que se iba a poner así. A la vuelta, he decidido coger la bici igualmente, lo que me ha proporcionado una experiencia inigualable. Sí, ya sé que los nórdicos se reirán de mi, pero qué queréis que haga, ¡soy mediterránea!. Os dejo unos cuantos comentarios y, por supuesto, fotos.


1- Pedalear bajo la nieve es complicado, la bici se va de lado con mucha facilidad, dada la irregularidad de la nieve pisoteada. Al cabo de un rato de pelearme, he decidido bajar a la calzada. Sabia elección. La nieve está más fundida en la calzada, y el suelo resulta mucho más regular. Además, los coches son, pese a todo, mucho más predecibles que los peatones.


2- Los carriles bici desaparecen con la nieve, especialmente los que están en la acera. Una razón más para circular por la calzada. Reconoceréis algunos estos lugares de la Diagonal, donde suele haber un carril bici.


3- El casco cobra una utilidad nueva, para proteger la cabeza de la caída de frutos, ramas y bolas de nieve de los árboles. Además, algunos árboles, bajo el peso de la nieve, inclinan sus ramas hacia abajo, de tal manera que si en un día normal pueden "peinar" a los ciclistas, ahora directamente les impiden el paso (los que circuléis por la parte alta de la Diagonal sabréis a qué árboles me refiero, unos falsos pimenteros, Schinus molle).

4- La circulación de coches se hace mucho más lenta, más "pacificada".

5- Los frenos no responden de la misma manera que lo harían en seco. Es importante frenar poco a poco y con tiempo. Una razón más para moderar mucho la velocidad (tanto bicis como vehículos motorizados).

6- Apenas circulan motos.

7- La gente va mucho más relajada, distendida y disfrutando de la situación y hay más "buen rollo" en la calle. Hoy la gente me ha ayudado con las fotos. Hoy la gente sonreía más. Hoy he oído gritos como "¿donde tienes las cadenas?" o "Así me gusta, con dos cojones"... pero sin ni pizca de la mala leche de muchos de los comentarios que frecuentemente me hacen pedaleo por Barcelona.


8- La ropa impermeable es imprescindible. Yo he optado por un impermeable, unos pantalones "de agua" y unas buenas botas de montaña con Gore-tex, como suelo hacer cuando llueve. He llegado prácticamente seca a casa. Aunque, eso sí, me he de comprar unos guantes impermeables, que he llegado con los guantes calados y los dedos helados.


9- Mucho ojo con los semáforos, algunos pueden estar cubiertos de nieve y no verse. Y más aún con los nuevos semáforos de Barcelona, de lets, que ni tienen visera para proteger ni se calientan, por lo que se acumula la nieve, como nos comentaban hace poco en Microsiervos.

10- El fin de semana tendré que dedicar un rato a repasar la bici para limpiarla y engrasarla


11- Pobres bicis del bicing, abandonadas a su suerte bajo la nieve...

Y nada más. Ya veis que no me ha salido un decálogo (tampoco era la intención). ¡A seguir pedaleando!... haga el tiempo que haga.

4 comentarios:

solracm dijo...

Tiene que ser una gozada, para ir en bici... Lo que si estoy viendo ahora es que está colapsada, según tele5, ahora las fotos magnificas, a ver si la gente se da cuenta que se puede ir sin coche,jajajaja aunque tenga que nevar todos los días. Saludos desde Sevilla.
Pd.: Aquí no para de llover y llover...

Mane dijo...

Sí ha de servir para eso... ¡¡que nieve!! Ha sido un día bien complicado para muchos, pero yo lo he disfrutado.

y tu ánimo para no ahogarte. La otra mitad de BICIENE ha estado por tu tierra estos días y nos ha comentado como están las cosas por ahí.

sinache dijo...

Muy interesante tu post, Mane, felicitaciones!
Realmente el carril bici de la Diagonal era un peligro, había árboles caídos y no se veía nada. Claro que la calzada era un río de coches que no se movía. Toda una experiencia...

Rodacorriols dijo...

Muy chulo el post de la nieve i el blog. Interesante poder leer otras experiencias del dia a dia en bici por Barcelona. Yo también apuesto por invertir en unos guantes, impermeable, con forro, gore-tex i estufita...Que dolor!los dedos conjelados nunca más! :)

Ferran