viernes, 21 de mayo de 2010

Pacto político para reordenar el carril bici de la Diagonal

Según El Periódico
Conscientes de que la Diagonal tiene serios problemas de convivencia urbana a pesar de que el referendo lo ganó la opción que rechazaba los proyectos municipales, los grupos políticos iniciaron ayer otra etapa consistente en prometer pequeñas mejoras, ideas más realistas que apuntan a ampliar las aceras y a reformar el carril bici para mejorar la difícil relación del peatón y el ciclista.
El ayuntamiento celebró por la mañana una comisión de Movilidad y Seguridad en la que la Diagonal centró buena parte de la sesión. Se aprobaron dos importantes proposiciones –una de CiU y otra de ERC– encaminadas a mejorar la vida diaria en la avenida. Por parte convergente, Eduard Freixedes lanzó una proposición, aceptada por unanimidad, para que el equipo de gobierno redacte un paquete de medidas con el fin de reordenar el caril bici entre la plaza de las Glòries y el campus de Pedralbes. «Muchas cosas no funcionan y deben arreglarse, como el carril bici que está mal señalizado y genera problemas de convivencia entre peatones y ciclistas», resumió el concejal.
Xavier Tras, líder de CiU, participaba más o menos a esa hora en un encuentro con estudiantes de la Pompeu Fabra, a los que adelantaba su intención de inspirarse en el paseo de Gràcia para acometer la mejora de la Diagonal en el caso de que agarre la alcaldía en las elecciones del año que viene. Se pronunció por dedicar más espacio a los peatones y por un «transporte público de calidad que no tiene porque ser el tranvía» y señaló como bueno el proyecto defendido por los comerciantes de la zona, que pedían aceras anchas para poder contemplar los escaparates con total perspectiva del género.
NUEVO EQUIPO DE TRABAJO / ERC, por su parte, logró que todos los grupos aprobaran crear una comisión que aporte soluciones a la difícil situación que vive la avenida, sobre todo en su tramo central, entre Francesc Macià y paseo de Gràcia. El edil independentista Jordi Portabella apeló al sentido de la responsabilidad al insistir en «no dejar el debate de la Diagonal en vía muerte» y enumeró las mismas propuestas que Trias –aceras anchas, mejor transporte público y bicis segregadas– cuando resumió su lista de prioridades. Quedó claro que, muerto el referendo, empieza otra pugna, la del padrinaje de las pequeñas mejoras de la Diagonal.

No hay comentarios: