miércoles, 12 de enero de 2011

Dos reflexioes ecologistas sobre el Bicing

1ª Reflexión
El Bicing ha permitido que muchas personas compartan bicicleta en Barcelona. El uso compartido de los bienes materiales es una de las mejores bazas que tenemos para reducir nuestro impacto ambiental. Ya existen muchas posibilidades, no solo en bicicletas, lavadoras compartidas en edificios, carsharing, empresas de alquiler de herramientas, pasarle la cuna de tu hijo a tu sobrino, las bibliotecas, etc.

2ª Reflexión
Hay un flujo continuo de bicicletas que bajan de las partes altas (y me refiero a altas de altura física) de Barcelona a las bajas, que luego no vuelven a subir pedaleando, sino que suben en furgoneta. Desde una perspectiva únicamente energética, para bajar en Bicing y luego subir en metro y que la bici suba en furgoneta, mejor no haber empezado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede criticar un servicio porqué la gente haga un "mal uso" de él. El Bicing es una buena alternativa de movilidad en Barcelona y si es verdad que la gente no retorna las bicicletas a las zonas altas y encima incluso se pueden leer críticas de que no hay bicicletas disponibles en la zona alta, también es verdad que el servicio de reposición de estas es muy eficaz.

Enrique Martinell dijo...

No pretendía criticar el servicio de Bicing con este post. Cierto es que la última frase quizás me ha quedado un poco dura. Con "mejor no haber empezado" solo pretendía subrayar el hecho de que se está sustituyendo un trayecto de metro por uno en bici y dos en furgoneta.
Simplemente he plasmado dos reflexiones que he hecho y que he creído interesante compartir.
De hecho el Bicing creo que es un buen servicio y que funciona muy bien (después de los problemas de su arranque cuando la inexperiencia puso las cosas difíciles).