sábado, 5 de febrero de 2011

Me encanta Barcelona, me encantan sus carriles bici

Especialmente algunos de ellos, como por ejemplo, estos dos de plaza España.

Ejemplo 1: El carril bici, bidireccional, acaba bruscamente en un bordillo, desembocando en la calzada y, para más inri, en contradirección:


(Se trata de un lugar recientemente reformado. El carril bici ya estaba, y al cambiar los accesos a la calzada central de la Gran Vía y cambiar el perfil de la acera, simplemente, nadie se preocupó de que el carri bici quedara hecho semejante despropósito)

Ejemplo 2: Un microcarrilbici. ¡Que alguien me explique para qué sirve algo así!

No hay comentarios: