martes, 12 de julio de 2011

Niños, riesgo y bicicletas

Ante todo, disculpad por la poca actualización del blog estos dias, motivos personales, bicicleteros, laborales, matrimoniales, veraniegos, familiares, urbanos, playeros y muchos más han mantenido muy ocupadas a las dos partes de Biciene... además, la apertura de nuestro Twitter, hay que reconocerlo, ha desviado parte de nuestra atención. En cualquier caso, aquí estamos de nuevo y esperamos ir recuperando poco a poco el ritmo.

Al grano. Hace unos días vi, recomendada en algún lugar una conferencia de Tim Gill sobre "Risk and Children". Está en inglés, pero os recomiendo ver el vídeo o leer su artículo en The Guardian.



A través de varios ejemplos, entre ellos el de los parques infantiles y el de los juegos en el patio de los colegios, explica como en la actualidad tendemos a minimizar el riesgo hasta tal punto que privamos a los niños de experiencias necesarias para madurar y de herramientas para desenvolverse en la vida. Además, en un entorno protegido, donde el riesgo es mínimo (por ejemplo un tobogán de poca altura, con el suelo blando, etc...) las conductas tienden a ser más arriesgadas.

La verdad es que este es un tema al que le he dado vueltas muchas veces desde el punto de vista de la bicicleta. ¿Llevar casco? Yo particularmente suelo hacerlo, y a veces nos puede salvar de un daño, sin duda, pero ya hemos comentado a veces que puede llevar a una falsa sensación de seguridad y por tanto a actuaciones de más riesgo (correr más, por ejemplo). Por tanto, aunque yo lo use, no lo hago siempre, no creo que tenga sentido ir con casco cuando te mueves por un entorno tranquilo y a baja velocidad, por ejemplo.

Y respecto a los niños, solo un último comentario. Si yo llevara a un niño en una sillita en mi bicicleta, por supuesto le pondría casco. Pero esos pequeñajos de 5 o 6 años, en una bicicleta pequeña, moviéndose por el parque con casco y coderas... la verdad es que casi me dan pena! Poco daño se pueden hacer en un entorno así, me recuerdan a esos niños que sus madres les visten tan bien que no se pueden sentar a jugar en el suelo.

4 comentarios:

Enrique Martinell dijo...

Al hilo de lo de llevar casco.
Todo depende de cómo circulamos, como dice Mane.
Yo llevo casco casi siempre: porque circulo a 25-30km/h y más, porque me mezclo en el tráfico de calles como Aragón o Valencia, porque hago bicicleta de montaña y los descensos tiene sus riesgos y porque .
No obstante creo que el casco es absolutamente prescindible para circular a 15km/h por una acera, o un carril bici o para dar un paseo por Carretera de les Aigues

carlos qajaq dijo...

los niños estan preparados para caerse, y levantarse con más fuerza.


Es la base de su aprendizaje

Nacho dijo...

Yo soy partidario de llevarlo en cualquier sitio en el que voy, por ejemplo, por un carril bici al lado de una acera. No necesito ir super rápido para hacerme daño.

En cambio, encuentro ridículo que se obligue a llevarlo por ley, allá cada cual con su sesera.

Y sí, lo de los niños es excesivo. ¡¡Parecen templarios en bicicleta!!

Anónimo dijo...

He trobat aquest bloc per casualitat buscant una altre cosa, i m’ha cridat l’atenció el te comentari.

Estic completament d’acord amb tu en una cosa, la necessitat dels perills per aprendre a valorar-los de forma raonable y la excessiva protecció per intentar evitar mals futurs, privant al individuo, i en el cas del infant de forma obligada, de gaudir amb plenitud certes experiències, i a ser lliures per a avaluar els perills reals de les seves accions.

Jo soc ciclista de ciutat des de fa al voltant de 5 anys, y per carretera des de força petit, pel voltant dels 10. Per carretera gairebé sempre he ant amb casc, en pla y baixada es sol anar ràpid i les carreteres del Pirineu on he estiueixat sempre han tingut algun que altre forat. Però per ciutat no ho he fet tot i ficar-me per Aragó com en el cas del Enrique, i per ara accident accident no n’he tingut, hi això que es el meu transport quotidià per desplaçarem al dia dia .
Tot això venia a dir a que crec que la seguretat que es du a terme molt sovint es una percepció més que una realitat, anar per Aragó a 30-40km/h, en baixada es clar, amb casc o sense crec que comporta el mateixos perills, el que un vehicle t’envesteixi, en aquest cas el casc es veritat que evita l’impacta del cap però no la resta de conseqüències, o que per algun motiu tu et caiguis en mig de una circulació força rapida, amb el que tens números de ser envestit. Valorant personalment els pros y contres de dur casc i proteccions he cregut que en el meu cas no m’aportava mes beneficiïs

En el cas de portar un crio, cosa que espero en breu que sigui així, de entrada no em ficaria amb ell en un carrer com Aragó y molt segurament tampoc en mols d’altres, però sí el portaré d’un lloc a altre per Barcelona, i després espero que m’acompanyi en passejades y excursions quan creixi, intentant inculcar-li els valors que crec mes correctes, però sense privar-lo de coneixeràs a si mateix i les seves capacitat. No l’obligaré a portar casc o proteccions per passejar per la ciutadella, ni sem passarà pel cap evitar que es pugi en els castells de ferro que ara misteriosament han desaparegut dels parcs, sen nen es farà mal, es inevitable però intentaré no ser jo el que l’inculqui pors innecessàries, creant-li inseguretats i necessitat de la sobreprotecció que crec que acaba provocant l’ús de normes y conductes molt cops sobre dimensionades, y cada cop mes assumides i acceptades per la societat segur.

Disculpeu si m’he allargat