miércoles, 18 de enero de 2012

Imaginemos carriles moto

Un técnico del Ayuntamiento X se dio cuenta un buen día de algo. No sabemos si lo averiguó tras encargar y leer algunos informes o si simplemente le vino a la cabeza mientras paseaba tranquilamente por su ciudad. La cuestión es que observó que en la mayoría de accidentes que tenían los motoristas estaban implicados coches.

Se convocó una reunión, y tras algunas discusiones se llegó a la conclusión obvia. Si el problema que las motos tenían accidentes en relación con los coches, convenía que las motos pudieran circular por carriles libres de coches. Así pues, se pusieron manos a la obra, y crearon el carril moto. Era la solución perfecta para reducir los accidentes de moto, un vehículo especialmente vulnerable frente a los coches. Y como era la solución perfecta, era perfectamente lógico obligar a las motos a circular única y exclusivamente por estos carriles.

Empezaron a construir los carriles moto, y las motos a circular por ellos. Al principio, los motoristas pensaron que iban a funcionar bien. No tenían que arriesgarse zigzagueando entre los coches, y podían adelantarlos cuando hubiera atascos. Lástima que se olvidaron de un detalle: hacer los carriles moto los suficientemente anchos como para que las motos se pudieran adelantar entre sí, de tal manera que las motos tenían que circular en fila india, una detrás de otra, y limitadas a la velocidad de la más lenta... o arriesgarse a tocar codo con codo al adelantar.  ¡Imaginaros los líos que se armaban cuando un amante de lo retro circulaba con su antigua, lenta y enorme moto con sidecar!

También había otro problema: las intersecciones se convirtieron en más peligrosas para las motos... puesto que circulaban por la derecha de la calzada, cuando un coche quería girar a la derecha en una intersección debía, necesariamente, atravesar el carril moto, con el consiguiente peligro para los motoristas.

Además, a veces los coches se paraban sobre el carril moto. No mucho rato, pero lo suficiente para que las motos tuvieran que adelantarle, arriesgándose a hacer una entrada repentina en los carriles de coches.

La red no se implantó en toda la ciudad a la vez, sino que se fue haciendo por fases. "Poco a poco iremos completándola", declararaban desde el Ayuntamiento. Pero mientras tanto eran demasiados los lugares donde, repentinamente, desaparecía el carril moto y la incorporación a los carriles de circulación de coches la hacía cada motorista como podía.

Por si esto fuera poco, en algunas calles no había suficiente espacio en la calzada para el carril moto, así que se decidió crear el carril moto sobre la acera. Claro que, como en la acera había peatones, era necesario limitar la velocidad de las motos, que debían circular a menos de 10 km / h por cualquier carriles moto sobre acera

Y por supuesto, los motoristas no debían quejarse, al fin y al cabo, ¡todo era por su seguridad!



NOTA:

Este relato es una caricatura. Vaya por delante que no estoy, a priori, en contra de los carriles bici. Creo que son necesarios en muchos casos, pero no en cualquier lugar y no de cualquier manera. Y por supuesto, no tengo nada en contra de los motoristas, más bien al contrario, creo que es importante buscar puntos de entendimiento bici-moto, ya que nuestras problemáticas son a menudo coindicientes. Con este relato solo pretendo hacer reflexionar, pensar cómo estamos dando por hechas algunas cosas respecto a la bici que serían impensables respecto a otros vehículos. 

4 comentarios:

alvaro dijo...

Si no me equivoco el carrer d'Urgell es, en mi opinión, el mejor hecho, precisamente porque los giros, creo, estan muy bien solventados. Ojalá todos fuesen así

Mane dijo...

Estoy de acuerdo en que, en cuanto a seguridad para el ciclista, están muy bien, solucionan de manera clara el problema de las intersecciones. En problema es que la realidad es que los ciclistas acaban pasando recto igualmente, con lo cual es aún más peligroso.

alvaro dijo...

sí, pero eso es problema del que no lo quiera respetar. Yo los respeto y me van bien, si uno se quiere saltar un semáforo ahi ya no se puede hacer nada...

alvaro dijo...

por cierto aprovecho para proponer una entrada sobre GESTOS sobre la bici, como girar y algun que otro que aprendí con el club saliendo por carretera que en ciudad tambien uso. No se si es el sitio adecuado para proponerlo ni si ya lo habeis hecho...