miércoles, 15 de febrero de 2012

Pequeños detalles que mejoran el día a día

Últimamente paso con cierta asiduidad por este lugar de la calle Marina. Me es bastante práctico llegar por el paseo que veis a la izquierda y arriba y luego tomar el carril bici en dirección NW a lo largo de la calle marina.




A lo largo de la calle Marina, el límite entre el carril bici y la acera es, como es natural, un bordillo... y como no hay ningún paso de cebra ni vado en el lugar donde desemboca el carril bici de la otra calle, pues no había ningún rebaje de éste. Sí que había, en cambio, un pequeño "pegote" de cemento creando una rampa de apenas dos palmos de ancho.

Pues bien, la semana pasada, observé un día que había una valla de obra ahí colocada. Me extrañó, ya que no había obras alrededor, pero no le dí más importancia. Hoy, sin embargo, me he encontrado el "fruto" de la intervención: el bordillo de la acera apropiadamente rebajado para poder acceder al carril bici.

No es un gran cambio, pero es práctico y útil... y me gusta a alguien se le haya ocurrido solucionar un problema tan nimio.

2 comentarios:

Bici-Vici dijo...

Crec que vols dir aquesta rampa.

Jo trobo a faltar un pas de vianants i bicis en aquest punt per poder agafar el carril bici en direcció NW tal i com dius. Com ho fas tu?

Quina sort poder anar pel parc, en parlava aquí.

Mane dijo...

Sí, jo també ho trobo a faltar, per això, últimament faig servir una d'aquestes dues alternatives:

(1) Pujar per Marina i agafar Ausiàs March després

(2) Passar per sota el pont, per dins del Parc

De totes maneres, cap d'aquestes dues alternatives és satisfactòria per molts recorreguts... i llavors no quede més remei que pujar un troç fins arribar al pas de vianants (o arrisca-se, però no és un lloc gaire recomanable per fer-ho).