miércoles, 21 de agosto de 2013

Vehículo propio y carnet de conducir

Cualquiera que haya buscado trabajo alguna vez se habrá topado con esta frase en un anuncio u otro. Para empezar... ¿la bici no es también un vehículo propio?, pero en fin, eso es otro tema. La cuestión de la que quiero hablar hoy es de esa necesidad de coche para los desplazamientos profesionales.

¿Es realmente imprescindible el coche (o moto) para desarrollar estos trabajos? Como en tantas cosas, depende. Puedo imaginar muchos trabajos en que es completamente necesario utilizar el coche a diario, bien por que hay que transportar material pesado, o porque los desplazamientos habituales soy muy largos, o porque se deben realizar muchos desplazamientos en un día.

Se me ocurre, por ejemplo, el caso de una chica que conocí hace años y que iba a dar clases de inglés en empresas, y que podía dar clases, en un mismo día, en 5-6 fábricas diferentes. Es bastante difícil prescindir del coche para un trabajo así. Sin embargo, creo que en otros casos, el coche no es tan imprescindible como a veces parece, al menos de forma habitual. Me explicaré mejor detallando mi propia experiencia.

Por mi trabajo, debo desplazarme frecuentemente a diferentes localidades, normalmente a polígonos industriales. Lo habitual es que no tenga que hacer más que un desplazamiento diario, de mi casa al lugar de trabajo que toque cada día, aunque a veces debo hacer varios. Tengo coche y bicicleta, y combino estos dos transportes con el tren. 

La opción de utilizar solo el tren queda descartada en la mayoría de casos, dado que los lugares a los que voy suelen quedar algo apartados de las estaciones, y perdería mucho tiempo en estos desplazamientos.

Mi opción "por defecto" es la combinación de tren y bicicleta. En la mayoría de casos, los tiempos totales de desplazamiento son bastante parecidos a los del coche (teniendo en cuenta el tiempo necesario para encontrar aparcamiento y el tiempo del lugar de aparcamiento a casa). En algunas ocasiones, incluso utilizo la bicicleta en trayectos interurbanos cortos.

Por último, utilizo el coche si es necesario, es decir, si el desplazamiento en tren y bici supone unos tiempos inasumibles o no es viable por otros motivos. Por tanto, el coche me es necesario, pero puntualmente. El número de días en que acabo utilizándolo es relativamente pequeño. Sin embargo, esos días en que lo necesito difícilmente podría sustituirlo por ningún otro medio de transporte (excepto la moto, claro).

Desconozco si mi caso refleja una realidad habitual o es anecdótico, pero mi intuición me dice que, en la mayoría de casos, la gente utiliza el coche simplemente porque ni se le pasa por la cabeza que haya otras alternativas viables (y debo reconocer que eso me sigue pasando a mí también en algunas ocasiones). Otros, seguro, lo utilizan porque lo han elegido así (por tiempo, comodidad o cualquier otro motivo) y me parece una opción válida (aunque para mí no sea la primera). 

Un último apunte antes de acabar. Ok, (me) es necesario el coche de manera puntual, pero... ¿vehículo propio? Para usos puntuales, existen otras opciones, como las de compartir coche con otras personas (de hecho, mi coche está comprado y utilizado a medias, así que en el fondo este sería mi caso), el carsharing (avancar y simiares) o, incluso, el alquiler cuando es necesario.

Tengo coche y no me planteo estas opciones, pero si algun día me quedo sin coche, me dedicaré a hacer unos cuantos números, porque creo que económicamente me podría llegar a salir mejor, dependiendo de la frecuencia de uso. Claro que, en contrapartida, perdería flexibilidad respecto al coche propio... y eso también ha de entrar en el balance de cálculos.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi Opinión es en primer lugar : A que llamamos ciclista. Mirar parar circular lo primero que hay que saber es las normas de circulación y sobre todo llevar un seguro de responsabilidad civil lo cual no se cumple. Una bicicleta circulando es un vehículo más por lo tanto tiene que respetar de igual forma a los demás usuarios de la calzada como quiere a ella que se le respete. A partir de aqui se podra empezar a debatir lo que se quiera.

Mane dijo...

Hola,

tu respuesta no tiene nada que ver con el post. De todas maneras, te contestaré.

Para empezar, decir que la realidad de que hay ciclistas en las calles es innegable, y eso causa "roces". Por eso, es imprescindible hablar de ello. Me gustaría que leyeras un poco más de mi blog o otros blogs ciclistas, porque las condiciones que pones para "empezar a debatir" se han discutido ampliamente.

Tienes razón en que en el término "ciclista" se incluyen muchas cosas, desde el profesional que compite hasta el niño que va en bicicleta por el parque. En este blog, nos referimos normalmente a todas aquellas personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte urbano o interurbano, es decir, para ir de un lugar a otro y no solo por diversión.

Respecto a los puntos que comentas:

- conocer las normas de circulación: estoy de acuerdo que es imprescindible conocerlas para poder ciruclar, especialmente si se hace por calzada. Creo que el sistema educativo debería incluir formación en este sentido, y que a nivel familiar también se debería educar en este sentido. Pero al mismo tiempo, también los conductores de coches y motos deberían conocer las normas de circulación, y el carnet de conducir no lo garantiza. Por ejemplo: ¿cuántos conductores saben que la bici, en Barcelona, puede ocupar el centro del carril? ¿cuántos saben que para adelantar a una bicicleta hay que dejar un margen mínimo de 1,5 metros?

- seguro de responsabilidad civil: ahora mismo, no es obligatorio, aunque hay suficiente oferta en el mercado y muchos ciclistas lo tenemos, además de todos los usuarios de servicios públicos de bicicleta, que lo tienen incorporado en sus abonos. De todas maneras, el peligro que suponen las bicicletas para otros usuarios es mucho menor que el de otros vehículos. Además, el problema principal que habría para su obligatoriedad sería el de delimitar los límites. ¿Un niño que circula por el parque debería tenerlo?¿A partir de qué edad?¿Y si un adulto pasea tranquilamente por un paseo marítimo?, etc.
- respeto: completamente de acuerdo, es imprescindible. Y lo es tanto de los ciclistas para el resto de vehículos como al revés. Y de los ciclistas a los peatones, dicho de paso, por el simple hecho de que la bicicleta es más rápida.

Enrique Martinell dijo...

Hola,
Me gustaría añadir tres comentarios:
1.- Al valorar cuando la bicicleta no es un medio útil, hablas de hacer "muchos trayectos", yo matizaria eso un poco. No se trata de muchos, sino de que acumulen demasiados km o desniveles para mi estado físico. El tema no es haver de visitar 5 o 6 fábrias en un día, sino el heco que esto te implique recorrer 60km.

2.- Este post me trae a la cabeza una propuesta que tengo pendiente. A los ciclistas nos encata el concepto Bici+Tren, es una maravilla realmente. Pero parece que nadie se plantean la opción Bici+Bus ya que no hay manera de llevar la bicicleta en la mayoría de buses (Alerta! hay algunos casos, contados, donde es viable). Ya he visto muchos lugares (Copenague, San Francisco, algunos lugares de Francia...) donde los autobuses (urbanos o interurbanos) llevan una parrilla para cargar bicicletas. Es algo que sería muy útil tanto dentro de Barcelona como en las conexiones interurbanas. Pero nadie habla.

3.- Yo hice esos números del coche por encima hace un tiempo... El coche propio sale muy caro, vale la pena solo si lo usas muchísimo. El Car-shering (en base al precio de Avancar de hace un año y medio) sale a cuenta si se coge el coche muy frecuentemente (a partir de una vez a la semana) y nunca durante más de un día. El coche de alquiler es lo más barato para uso ocasional de uno o varios días. La idea de un coche compartido entre varias personas o familias es otra opción que se me antoja muy interesante.

No responderé el comentario no relacionado con el post ya que Mane lo ha hecho implacablemente.

Mane dijo...

Respecto a las bicis en los buses, existe algún ejemplo en España:

http://www.dbus.es/es/usuarios/acceso-bicicletas

Anónimo dijo...

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años